6 de septiembre de 2014

» ¿Verano o invierno?

     Y éste es el tema del que últimamente parece que habla todo el mundo. Desde hace una semana, está haciendo un calor de lo más insoportable. La otra tarde salí a dar una vuelta con los amigos y sinceramente, pensaba que me iba a derretir en mitad de la calle de lo que hacía. Así que lo típico que se habla en esos casos es qué época del año nos gusta más, y de ahí que saque este tema para esta entrada.

     Pues bien, aparte del verano y el invierno, tenemos la primavera y el otoño. Personalmente no me gustan ninguna de las dos. La primavera la odio por mi alergia. Sí, soy alérgica al polvo, al polen y a la maleza, así que os podéis imaginar mis primaveras aquellos que también padezcáis lo mismo que yo. Es horrible estar todo el día estornudando, llorando y con una caja de clinex en la mano, además de los ojos rojos y ese picor horrible que no desaparece con nada. Pues eso, que seré de las pocas personas que la odie, pero nunca me regaléis un ramo de flores en primavera, por favor. En cuanto al otoño, ni me gusta ni me desagrada, pero eso de no saber qué ropa ponerte porque lo mismo hace frío que calor tampoco es que me haga mucha gracia. Básicamente es lo único que me desagrada del otoño. Y ahora, pasemos a las dos grandes estaciones.

→ Verano ←

     A ver, me gusta bastante el verano al mismo tiempo que lo odio. ¿Y esto cómo es? Os preguntaréis. Pues bien, me explico. Me gusta mucho esta estación por la alegría que desprende: hay gente en las calles (aunque a veces demasiada), se hace de noche más tarde, por lo que te da menos miedo pasear sola a las diez de la noche, puedes bañarte en la piscina y en la playa... Esto último es lo mejor, porque sinceramente yo creo que nací para estar bajo el agua. Adoro nadar, bucear, pasarme horas dentro del agua hasta tener la piel más arrugada que una pasa... lo adoro tanto... Pero sin embargo, debo decir que también lo odio. ¿Por qué? Pues porque soy la persona más calurosa del mundo. En invierno siempre suelo ir con camisetas finas y luego ya me voy llenando de capas, pero tampoco muchas porque realmente es que no paso frío, sobre todo en las piernas, que las tengo insensibles. Pero el verano... arg, ese calor tan espantoso que no sabes qué hacer para dejar de sudar. Tienes que estar todo el tiempo con el aire/ventilador o abanicándote, que también te hace sudar, por cierto. Y es que da igual que te duches porque sales igual que entraste: empapada. Personalmente, lo paso bastante mal con esto porque me da muchísima vergüenza sudar tanto. Y además, me encanta llevar flequillo, pero en verano éste termina pegado a mi frente y acabo recogiéndomelo, cosa que no me suele gustar.

→ Invierno ←

     El invierno tiene MUCHAS cosas que me gustan. Para empezar, puedo llevar el pelo suelto sin problema, ya que personalmente no me gusta cómo me queda recogido. Otra cosa que ADORO del invierno es la ropa. Sí, soy la tonta de las botas, las medias, los abrigos... Si por mí fuera creo que tendría mil cazadoras, un armario sólo de botas, tenis y botines y otro tanto de medias, stockings... me gustan más de lo que os podáis imaginar. Con deciros que estamos en verano y que ya me he comprado unos pocos para irlos estrenado en cuanto empiece a hacer frío... También me gusta que puedes estar abrazada a tu pareja sin tener que estar suspirando por el calor, o teniéndote que alejar por el mismo motivo. Para mí el plan perfecto es estar en un sofá, con alguna bebida caliente, algo para comer, una manta, abrazada a esa persona viendo alguna película mientras en la calle llueve y truena.

     Me encantan las tormentas, adoro sentarme en la ventana y ver los rayos mientras llueve. También me encanta la nieve, pero tan sólo vi de nevar una vez en Granada y fueron cinco segundos, por lo que se podría decir que es un sueño pendiente que tengo. Me encantaría que por aquí hiciera el frío suficiente como para ponerme gorros, ir tapada hasta arriba y bien calentita, pero no, aquí el invierno es lo más light que os podáis imaginar. En fin, que en resumidas cuentas, yo me quedo con el invierno por muchos puntos, pero el agua en el invierno que no me la quite nadie porque me da vida.

Y vosotros, ¿qué preferís, verano o invierno?


Michii Vandom..♡

6 comentarios:

  1. Me pasa exactamente lo mismo que a ti :p
    Por cierto, ya tengo el gadget de seguidores en mi blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial! Ahora mismo me paso a seguirte ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola preciosa!

    Me encanta la idea de tu blog, porque así podemos ir conociéndote mejor. En cuanto a esta entrada, yo también prefiero el invierno *-*
    Aunque, también me encanta el otoño, porque soy super friolera (y cuando digo esto es porque en pleno agosto tengo que llevarme sudaderas a la calle porque a la mínima brisa que haya ya tengo frío xD) y en otoño puedo ponerme cualquier tipo de ropa sin morirme de frío (en invierno, con stockings sufro xD), además hay muchos momentos que me encantan, el volver a comprarme una agenda y tenerlo todo organizadito, ir a recoger castañas, poder hacer tarta de calabaza, ver como la ciudad se va tiñendo de ambiente navideño...y Halloween (porque cualquier excusa es buena para disfrazarse) *-*
    Pero, en definitiva, estoy muy de acuerdo con lo que has contado del inivierno y del verano, y comparto tu visión de ambas estaciones.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Madre mía, sí que hay que ser friolera para llevar chaquetas en agosto xD
      Yo la verdad es que soy más bien calurosa, y es que por eso el verano lo llevo fatal D: (Para los stockings hago trampa, me pongo medias transparentes debajo y ya sufro menos, aunque tengo las piernas insensibles en realidad xD).

      Por lo demás estoy muy de acuerdo contigo, ese ambiente del que hablas... me encanta, y comparto lo de Halloween *.*

      ¡Un beso!

      Eliminar